Br. Luis Rodriguez, LC

Cuando me presentaron el Church-A-Thon el año pasado, no me convenció del todo pero decidí hacer la experiencia para poder juzgarlo por los hechos y no por la apariencia. Una cosa es segura: ¡no me arrepiento de haberlo hecho! Ése día terminé hecho polvo, pero con el corazón rebozando de alegría: todo un día, de Iglesia en Iglesia, rezando por las intenciones de personas que se habían encomendado a mí. No, no fue sólo un día. Todo un mes de preparación recibiendo intenciones y rezando. Y después… ¡frutos! Yo no me lo creía, pero allí estaban los frutos de la oración. Por eso estoy aquí de nuevo.

Sponsor Brother Luis!

Submit a Comment

Skills

Posted on

November 3, 2014

Share This